Síntomas de un apéndice gruñón

Síntomas de un apéndice gruñón

El apéndice gruñón es un antiguo término utilizado para describir la apendicitis crónica. La apendicitis crónica comparte muchas cualidades con la apendicitis aguda, que es la más común de las dos afecciones. Ambos involucran la inflamación del apéndice vermiforme que produce dolor e incomodidad en el cuadrante inferior derecho del abdomen. La diferencia entre los dos es que la apendicitis aguda requiere intervención médica inmediata y la extracción del apéndice, mientras que la apendicitis crónica no. En lugar del dolor repentino e insoportable asociado con los problemas agudos del apéndice, los dolores del apéndice quejándose ocurren gradualmente.

Identificación de apendicitis crónica

Los médicos pueden identificar el apéndice gruñón mediante una combinación de enfoques. Primero, el médico localiza el dolor del paciente y verifica que esté en o alrededor del sitio del apéndice. El dolor por el apéndice gruñón es crónico y leve a moderado en la naturaleza, no grave como se encuentra en la apendicitis aguda. Otros síntomas comunes incluyen náuseas y vómitos, pero no siempre están presentes. El examen físico implica que el médico presiona el apéndice para asegurarse de que esa es la fuente, y el paciente no tiene el dolor de rebote severo asociado con la apendicitis aguda. Luego, el médico refiere al paciente que se someta a una tomografía computarizada abdominal (TC). El informe del radiólogo para la apendicitis crónica contendrá información sobre cualquier anomalía del apéndice. Estas anormalidades pueden incluir hinchazón y anormalidades del contenido del apéndice. El contenido del apéndice aparece más oscuro en la TC que el tejido de la parte exterior del apéndice. Cualquier hallazgo que indique una apendicitis aguda descartará la apendicitis crónica como causa.

Periodo de tiempo

A diferencia de la apendicitis aguda, la apendicitis crónica no aparece repentinamente y continúa empeorando. A menudo, un doloroso dolor en el apéndice empeora a un ritmo lento. Puede tomar semanas para que un apéndice gruñón cause problemas lo suficientemente preocupantes como para visitar a un médico.

Consideraciones

La apendicitis crónica con frecuencia presenta características lo suficientemente cercanas a la apendicitis aguda que la cirugía es la recomendación del médico. Aunque los síntomas son más leves, los médicos no quieren arriesgarse a que la apendicitis aguda se desarrolle lentamente.

Prevención y solución

La apendicitis crónica generalmente se trata con un poderoso antibiótico para combatir la infección en el apéndice. A menudo, el curso de los antibióticos es prolongado y la dosis extremadamente alta para prevenir la progresión a una apendicitis aguda. Otro tratamiento para la apendicitis crónica es la extirpación quirúrgica. Esto evita cualquier dolor adicional, así como el riesgo asociado con posibles ataques agudos futuros.

Advertencia

Una persona con dolor repentino o severo en el cuadrante inferior derecho necesita recibir atención médica de inmediato. Si bien la apendicitis crónica no es una emergencia médica, la apendicitis aguda es una emergencia y puede causar la muerte si no se trata. Dado que existe el riesgo de desarrollar apendicitis aguda a partir de apendicitis crónica, revise todos los riesgos con un médico y discuta el mejor curso de tratamiento teniendo esto en cuenta. El tratamiento es necesario para evitar la progresión a la apendicitis aguda.

Compartir:
Dejar Un Comentario