Síntomas de la vesícula biliar después de la cirugía

Síntomas de la vesícula biliar después de la cirugía

La cirugía de la vesícula biliar es la extirpación de la vesícula biliar. Esto se hace comúnmente cuando un paciente sufre de cálculos biliares, inflamación o infección de la vesícula biliar. Las personas a las que se les ha extraído la vesícula pueden llevar una vida normal, pero deben tener más cuidado con lo que comen. Los síntomas que se presentan después de la cirugía de la vesícula biliar pueden variar desde dolor en el lugar de la incisión hasta hinchazón, náuseas y vómitos, así como síntomas de complicaciones poco comunes pero más graves, como hemorragia interna.

La cirugía

Hay dos formas de realizar la cirugía de la vesícula biliar. La primera es la forma tradicional, donde se realiza una gran incisión debajo del costado derecho de la caja torácica. La vesícula biliar se corta y se quita a través de esa abertura. Toma entre una y dos horas, y el promedio de estadía hospitalaria es de dos a cinco días. La segunda forma de realizar la cirugía es a través del uso de herramientas laparoscópicas. Se hacen cuatro incisiones muy pequeñas en el cuerpo: una debajo del ombligo, dos en el abdomen y una debajo de las costillas. Una pequeña luz se inserta a través de una abertura, y pequeñas herramientas quirúrgicas controladas a distancia se insertan a través del resto. Un cirujano utiliza estas herramientas para extirpar la vesícula biliar. La operación dura de una a dos horas e incluso puede realizarse de forma ambulatoria.

Síntomas comunes

Después de la cirugía, muchas personas tienen síntomas constantes, como dolor en el abdomen, así como hinchazón y gases. La diarrea también es común y puede durar semanas. La mayoría de las personas también sufren dolor en el abdomen y el hombro que es el resultado del gas utilizado para inflar la cavidad torácica (utilizado en ambos tipos de cirugías). Este dolor generalmente dura de uno a cuatro días, pero puede durar hasta una semana. Además, los músculos pueden doler como un efecto secundario de la anestesia, y es posible que también tenga algunas náuseas.

Síntomas raros

A veces, hay complicaciones poco frecuentes durante la cirugía de la vesícula biliar. Si tiene dolor intenso en el abdomen después de la cirugía, esto podría ser una señal de que algunos cálculos biliares se han filtrado o se han introducido en el conducto biliar o la cavidad abdominal. Además, si desarrolla una fiebre alta repentina, esto podría ser una indicación de que hubo una lesión en el hígado, el conducto biliar común o una infección en el sitio de la incisión. Dichos síntomas deberían hacer que busque un tratamiento médico inmediatamente.

Prevención / Solución

Incluso si se extirpa la vesícula biliar, aún pueden ocurrir problemas con la bilis. La producción puede disminuir, producir bilis espesa y lenta, o puede acelerar, lo que provoca que tenga que correr al baño poco después de cada comida. Para evitar estas preocupaciones, coma una dieta equilibrada de frutas y verduras y evite los alimentos grasos, la cafeína y el alcohol, todos los cuales desencadenan una mayor producción de bilis en el hígado.

Consideraciones

Existe cierta controversia acerca de si la extirpación completa de la vesícula biliar es necesaria o no en algunos casos, como cuando se trata de pólipos, que no crean síntomas, o cálculos biliares pequeños que pueden manejarse con una dieta adecuada. Algunos médicos creen que la cirugía se ha realizado en exceso y que a los pacientes se les debe enseñar el cuidado adecuado de la vesícula biliar en lugar de simplemente extraerla.

Compartir:
Dejar Un Comentario