Síntomas de inhalación de gas propano

Síntomas de inhalación de gas propano

El propano es un gas muy versátil que se usa para calentar, cocinar e incluso como combustible para automóviles. Sin embargo, la intoxicación por propano es un riesgo grave para la salud. Si se inhala, el gas puede causar una variedad de síntomas inmediatos y daños a largo plazo. Si está usando propano, conocer los síntomas de la inhalación puede advertirle de una fuga.

Propano

El propano es un gas que se transporta como un líquido o vapor dentro de contenedores sellados. Es el gas licuado de petróleo más común y cumple con el 4 por ciento de las necesidades totales de energía de los Estados Unidos. Cuando se usa, el propano se libera en forma de vapor de un recipiente y luego se quema como combustible para diversos usos. Como es inodoro por sí solo, se ha agregado un olor artificial para alertar a las personas de una fuga.

Síntomas de envenenamiento

La inhalación de propano es extremadamente peligrosa. Cuando se respira, los síntomas pueden variar mucho. Si está cerca de propano, esté atento a una variedad de signos. Puede experimentar efectos inmediatos como mareos, tos, náuseas, vómitos, irritación de la piel, fiebre, nerviosismo, latidos cardíacos irregulares, dolor o entumecimiento en las extremidades y debilidad.

Primeros auxilios

Si usted u otra persona muestra síntomas de envenenamiento por propano, busque ayuda médica de inmediato. En el caso de inhalación, salga al aire fresco de inmediato y vea si los síntomas mejoran. Si no hay una mejora rápida, llame al 9-1-1. Si el gas propano ha estado en contacto con los ojos o la piel, lávelo con agua durante quince minutos o más. Si se ha tragado el propano, consuma inmediatamente agua o leche, a menos que haya síntomas como vómitos, convulsiones o cualquier otra cosa que dificulte la deglución. No induzca el vómito a menos que un experto en salud o un centro de control de envenenamiento le indique que lo haga.

Tratamiento

El tratamiento variará según la gravedad de la exposición al propano y la rapidez con que la víctima reciba ayuda médica. La intoxicación menor con propano causará pequeños problemas como dolores de cabeza. Sin embargo, la exposición prolongada puede provocar un coma, un accidente cerebrovascular o la muerte. En el hospital, se analizarán los signos vitales del sujeto y se podrá administrar oxígeno. Los análisis de sangre revelarán con mayor precisión qué tan grave es la intoxicación.

Compartir:
Dejar Un Comentario