Signos y síntomas de la deshidratación cerebral

Signos y síntomas de la deshidratación cerebral

La deshidratación cerebral es una afección grave: cuando el cerebro siente los efectos de la deshidratación, el resto del cuerpo está sufriendo. La deshidratación ocurre cuando no ingieres suficientes líquidos, como agua. Esto conduce a un volumen de agua inadecuado en el cuerpo, lo que resulta en un desequilibrio de los minerales en las células del torrente sanguíneo. El desequilibrio mineral interfiere con la función normal de las células del cerebro y, cuando no se trata, puede provocar daño cerebral permanente o la muerte.

Función de la célula cerebral

Las células del cerebro requieren la cantidad correcta de agua y minerales en cada una de las células. Si hay demasiada agua, la membrana de la célula se puede romper; si no hay suficiente, la célula se marchitará. Cuando hay deshidratación cerebral, hay menos agua disponible para el uso de las células cerebrales. Esto disminuye la eficiencia del transporte de minerales y otros materiales entre las células, lo que afecta su función. En última instancia, la deshidratación del cerebro cambia la estructura de las células del cerebro, lo que lleva a su deterioro.

Síntomas de deshidratación

Los signos de deshidratación se notan antes de los signos de deshidratación cerebral. Si se notan los síntomas de la deshidratación antes de que el cerebro sufra de deshidratación, no experimentará efectos perjudiciales en el cerebro. Los síntomas comunes de deshidratación incluyen boca seca o pegajosa, poca o nada de orina liberada, no se producen lágrimas, ojos hundidos en sus cuencas, letargo y, en casos severos de deshidratación, coma. Un signo físico de deshidratación puede indicar que la deshidratación está comenzando a afectar el cerebro: usted exhibirá un punto blando en la parte superior de la cabeza, como lo ha hecho un bebé. Esta condición se conoce como fontanelas hundidas.

Efectos mentales

Cuando la deshidratación afecta el cerebro, la capacidad mental se verá afectada enormemente. Además del síntoma de letargo físico, también tendrá fatiga mental. A medida que la deshidratación cerebral continúa, comenzará a tener algunos problemas de memoria y experimentar confusión.

Sin tratamiento

Cuando no se trata, la deshidratación cerebral puede tener efectos graves. Debido al deterioro de las células cerebrales debido a la falta de agua, la deshidratación del cerebro puede provocar convulsiones y daño cerebral permanente, lo que puede afectar sus capacidades físicas y mentales. Además, la deshidratación no tratada en última instancia puede conducir a la muerte.

Consejos

La ingesta de agua diaria recomendada es de ocho vasos de agua. Mantenga consigo una botella de agua reciclable o reutilizable durante todo el día para ayudar a prevenir la deshidratación. Además del agua, beber líquidos con electrolitos puede ser de gran ayuda si se trata de deshidratación.

Compartir:
Dejar Un Comentario