Signos de infección después de la cirugía de apendicitis

Signos de infección después de la cirugía de apendicitis

Su apéndice es un pequeño saco adherido al comienzo de su intestino grueso. El apéndice contiene tejido linfático que ayuda a su cuerpo a combatir las infecciones. Este tejido puede inflamarse por infección o bloqueo. Un apéndice roto es una emergencia médica. Un cirujano realizará una apendicectomía para evitar que esto ocurra. Esta es una cirugía común y relativamente segura. Sin embargo, como en cualquier cirugía, existen muchos riesgos. El riesgo de infección es el más común. Los síntomas de infección pueden ser leves o severos. Los síntomas son mayores si su apéndice ya se ha roto.

El sitio de la incisión no infectada

Después de que le extirpen su apéndice, sentirá una cantidad tolerable de dolor en el sitio de la incisión no infectada. La incisión debe estar seca y cerrada con una hinchazón mínima.

Líquido en el sitio de incisión

Si su incisión de apendicectomía sangra, produce pus o cualquier otro líquido, debe notificar a su médico. Pus es un signo de infección.

Hinchazón en el sitio de la incisión

Si su incisión se hincha hasta el punto de que sus puntos de sutura comienzan a tironearse, o la incisión aumenta, busque atención médica. La hinchazón siempre está presente poco después de la cirugía. Sin embargo, la hinchazón excesiva requerirá tratamiento con antibióticos.

Fiebre después de la eliminación del apéndice

Si tiene una temperatura constantemente alta después de que le extirpen su apéndice, comuníquese con su médico. La fiebre es la forma del cuerpo de combatir las infecciones. Los medicamentos con paracetamol como Tylenol pueden enmascarar los síntomas y empeorar la infección. Su médico puede recetarle antibióticos junto con un reductor de fiebre para aliviar este síntoma. Si experimenta fiebre asociada con todos los síntomas anteriores, lo mejor es ir a la sala de emergencias para tratar lo que podría ser una infección grave.

Septicemia

La septicemia o intoxicación sanguínea ocurre cuando una infección bacterial no tratada ingresa al torrente sanguíneo. Este riesgo está presente con todas las cirugías, incluida la apendicectomía. Si tiene septicemia, la bacteria en su sangre puede causar daño a otros órganos. Los síntomas incluyen fiebre repentina, escalofríos, náuseas, frecuencia cardíaca rápida y cambios mentales como desorientación. Si ocurre alguno de estos, busque atención médica inmediata.

Compartir:
Dejar Un Comentario