Remedios homeopáticos para el tratamiento de forúnculos

Remedios homeopáticos para el tratamiento de forúnculos

Un forúnculo es una afección de la piel que causa erupciones frecuentes de nódulos similares a quistes que están llenos de glóbulos blancos, bacterias, tejido muerto y pus. A veces los forúnculos aparecen en una sola ubicación en el cuerpo, otras veces aparecen en grupos o parches, o puede aparecer una erupción de ellos.

Hay diferentes tipos. Un carbunco es una serie de forúnculos que han crecido juntos para formar un absceso. La furunculitis es una condición que está marcada por erupciones infecciosas frecuentes de forúnculos. El tratamiento de estas afecciones es importante y puede ser posible con métodos homeopáticos simples en el hogar. Sin embargo, si sus forúnculos son lo suficientemente graves como para causar hinchazón de los ganglios linfáticos de su cuerpo y fiebre, contacte a su médico de inmediato.

Álbum Arsenicum

El álbum de Aresenicum a menudo se usa para tratar forúnculos profundamente infectados que producen secreciones de mal olor. También ayuda a tratar el letargo y otros síntomas relacionados con la infección. Se deriva de la sustancia metálica conocida como arsénico. El arsénico es una sustancia tóxica, por lo tanto, nunca tome este remedio sin la supervisión de un homeópata autorizado.

Belladona

La belladona a menudo se toma antes de que se formen pústulas en los forúnculos. Se usa para aliviar la hinchazón y el dolor asociados con los brotes tempranos de forúnculos. Belladonna es una variedad de planta de la venenosa familia Nightshade. También se usa con respecto a los problemas femeninos relacionados con el sistema reproductivo y el dolor.

Caléndula

La caléndula, también conocida como caléndula y utilizada a menudo en parterres de flores, se puede utilizar en aplicaciones tópicas para tratar forúnculos. Puede convertirse en una tintura o dividirse en una cataplasma y aplicarse a los forúnculos directamente. Si se toma internamente, puede ayudar a combatir las infecciones.

Echinacea

La equinácea es un suplemento de hierbas muy popular y comúnmente utilizado que aumenta el sistema inmunológico de forma natural. Puede ser tomado por personas que frecuentemente sufren forúnculos, para prevenir infecciones recurrentes.

Mosca

Cantharis es un remedio homeopático derivado de un insecto conocido como Spanish Fly. Conocido más por su uso como afrodisíaco, este remedio también cura forúnculos y colmenas. Alivia el dolor y también se puede aplicar para curar la cistitis. Sin embargo, tomar demasiados cantharis puede provocar reacciones adversas, como dificultad para respirar y sensación de rubor en la piel.

Sílice

Este remedio se usa a menudo cuando un forúnculo se vuelve duro y se niega a drenar por sí mismo. También ayuda a combatir las infecciones asociadas con forúnculos y alivia el estrés mental. Conocido como dióxido de sílice, se puede encontrar en minerales como el cuarzo y el sílex, y es recetado por los homeópatas para tratar infecciones crónicas. También funciona como un expectorante de cuerpo completo y puede tratar dolencias como huesos rotos e incluso estreñimiento.

Mercurius solubilis

Mercurius solubilis se toma cuando la infección es grave y es necesaria cuando los forúnculos se agravan y se llenan de pus. Mercurius solubilis también es útil cuando la fiebre y la halitosis son el resultado de una infección. Este remedio homeopático también se conoce como "mercurio" y es una forma de mercurio, así que tenga cuidado al considerar este método.

Compartir:
Dejar Un Comentario