Radiculopatía vs. Neuropatía

Radiculopatía vs. Neuropatía

Los componentes del sistema nervioso tienen funciones extremadamente complejas pero vitales en el cuerpo. Por ejemplo, el sistema nervioso central (SNC), que incluye la médula espinal y el cerebro, actúa como el centro de procesamiento de información y de comando del cuerpo. Los nervios en el sistema nervioso periférico, por otro lado, llevan mensajes del SNC al resto del cuerpo. Independientemente de su función, los nervios son susceptibles a diversos trastornos, que incluyen neuropatía y radiculopatía. Estos últimos tienen similitudes y diferencias dignas de mención.

Neuropatía

El término neuropatía no se refiere a una enfermedad específica. Más bien, es un término genérico que describe varios trastornos del sistema nervioso. Existen numerosas categorías de neuropatía, en función de sus manifestaciones clínicas, así como de la ubicación, la función y los tipos específicos de los nervios afectados. Por ejemplo, aunque los términos "neuropatía" y "neuropatía periférica" ​​a menudo se usan indistintamente, la neuropatía periférica en realidad se refiere a disfunciones de los nervios fuera del cerebro y la médula espinal. Por el contrario, la radiculopatía es un trastorno en la raíz de cualquier nervio a lo largo de la columna o cerca de ella. Por lo tanto, la radiculopatía es un tipo de neuropatía.

Radiculopatía

Medicine.net indica que, aunque puede haber radiculopatía en cualquier área de la columna vertebral, la radiculopatía lumbar y cervical son las manifestaciones más frecuentes de la enfermedad. La radiculopatía lumbar afecta los nervios de la parte inferior de la espalda, mientras que la radiculopatía cervical se refiere a los trastornos de los nervios en el cuello. La radiculopatía torácica, que involucra la porción media de la columna vertebral, es menos común, dice Medicine.net. La radiomotopatía puede estar asociada con las siguientes afecciones: cuadriplejia o parálisis de todas las extremidades y el torso; paraplejia o pérdida de la función de las extremidades inferiores; y ciática, o inflamación del nervio ciático.

Causas

Según Robbins & Cotran Pathologic Basis of Disease, la neuropatía puede tener una amplia gama de causas, que incluyen: lesiones traumáticas, tumores, toxinas, ciertas drogas, inflamación, ciertas deficiencias vitamínicas, trastornos metabólicos, defectos genéticos, infecciones, trastornos autoinmunes, y enfermedades sistémicas, como la diabetes. La radiotopatía, por otro lado, generalmente es consecuencia de compresión nerviosa, irritación o suministro sanguíneo inadecuado. Las causas posibles incluyen hernia de disco, un estímulo óseo de la osteoartritis, engrosamiento de los ligamentos, diabetes, tumor, infección y escoliosis, así como degeneración o lesión traumática de la columna vertebral.

Síntomas

Los síntomas más comunes tanto para la neuropatía como para la radiculopatía son dolor, entumecimiento y hormigueo en los brazos y / o piernas. Sin embargo, varios síntomas pueden ser el resultado de cualquiera de los trastornos, dependiendo de los nervios involucrados. Medicine.net señala, por ejemplo, que es probable que los pacientes con radiculopatía experimenten lo siguiente: debilidad, dolor lumbar que se extiende hacia abajo a un miembro inferior; dolor en la parte media de la espalda que se extiende al pecho; o dolor en áreas fijas del cuello o la espalda. En contraste, otros tipos de neuropatía pueden poner en riesgo la vida, particularmente cuando la función pulmonar y cardíaca se ven afectadas.

Diagnóstico

Los procedimientos de diagnóstico para la neuropatía y la radiculopatía son similares, de acuerdo con Medicine.net. De hecho, los primeros pasos en la detección de ambos trastornos son una historia médica completa y un examen físico. Más específicamente, las pruebas de fuerza neurológica y muscular pueden revelar mal funcionamiento del nervio grueso. Los estudios de imágenes pueden ayudar a localizar el nervio involucrado, mientras que las pruebas de actividad eléctrica están diseñadas para ayudar a descubrir el daño nervioso específico.

Tratamiento

Medicine.net indica que, en la mayoría de los casos, las opciones conservadoras proporcionan un alivio suficiente de los síntomas de la radiculopatía dentro de los tres meses. Tales opciones incluyen evitar movimientos enérgicos del cuello y la espalda; medicamentos antiinflamatorios; quiropráctica o terapia física. Los casos más graves pueden requerir inyecciones epidurales de esteroides o incluso una intervención quirúrgica para liberar el nervio comprimido.

Factores de riesgo / Prevención

Eliminar o controlar ciertos factores de riesgo puede ayudar a prevenir la neuropatía en general y la radiculopatía en particular. Los factores de riesgo controlables para la neuropatía incluyen la exposición a toxinas ambientales, como el plomo y el arsénico; deficiencia de tiamina; deficiencias en vitaminas B12, B6 y E; consumo excesivo de alcohol; y diabetes Con respecto a la radiculopatía, Medicine.net observa un aumento del riesgo con una tensión excesiva en la columna vertebral, un peso excesivo y un acondicionamiento muscular deficiente.

Compartir:
Dejar Un Comentario