Pneumonía y pérdida de peso

Pneumonía y pérdida de peso

La neumonía es una inflamación en los pulmones que causa dificultad para respirar y en ocasiones requerirá hospitalización. La neumonía puede causar estragos en la salud de una persona y puede causar pérdida de peso que a veces puede ser grave. La neumonía junto con la pérdida de peso puede hacer que sea más difícil para una persona recuperarse y causar una espiral descendente continua de la salud de una persona.

Tipos

Existen diferentes tipos de neumonía y todos ellos pueden causar pérdida de peso. Estos tipos incluyen: neumonía bacteriana, Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) y neumonía por aspiración, que se produce cuando alguien inhala líquidos o vomita en sus pulmones. Cada uno de estos tipos puede ser peligroso e incluso mortal si no se trata de inmediato.

Causas

Las causas de la neumonía y la pérdida de peso pueden deberse a la inhalación de bacterias o sustancias que se alojan en los pulmones y posteriormente causan inflamación o infección. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina, la neumonía causada por bacterias es el tipo más grave de neumonía. La pérdida de peso es el resultado de la gravedad de la neumonía en el cuerpo de la persona. Por ejemplo, algunos casos de neumonía pueden sobrecargar el sistema, lo que hace que la persona se desgaste y se desincentive. Como resultado, la salud de la persona disminuye y se produce una pérdida de apetito y pérdida de peso.

Efectos

Los posibles efectos de la neumonía y la pérdida de peso pueden ser excelentes. Según la Biblioteca Nacional de Medicina, la neumonía afecta a millones de personas cada año. Los efectos de la neumonía y la pérdida de peso en el cuerpo de una persona son solo un aspecto a considerar. Si una persona se enferma gravemente, será necesario que se quede en el hospital para que se recupere por completo. Esto a su vez aumenta el costo de la atención médica y también causa el dinero de los contribuyentes cuando la persona no tiene seguro o es indigente. Además, hay días de trabajo perdidos para los que sufren y mayores costos para los empleadores.

Identificación

La identificación de la neumonía y la pérdida de peso debe hacerse lo más rápido posible. De lo contrario, la condición empeorará y, en algunos casos, puede poner en peligro la vida. Para identificar el problema, su médico hará un examen físico completo. El médico escuchará los pulmones para ver si hay sibilancias o crujidos, lo cual puede ser un problema indicativo. Según la Biblioteca Nacional de Medicina, las personas que sufren de neumonía generalmente tienen dificultad para respirar y pueden tener problemas para respirar. Se realizarán análisis de sangre, como gases sanguíneos arteriales, para asegurarse de que está recibiendo suficiente oxígeno en el torrente sanguíneo. Se pueden realizar cultivos de esputo para tratar de determinar las bacterias exactas que causan el problema. Además, si hay líquido en el espacio alrededor de los pulmones, también se puede realizar un cultivo de líquido pleural. Finalmente, el médico también puede tomar radiografías para observar los pulmones y, en algunos casos, incluso ordenar una tomografía computarizada.

Tratamiento

El tratamiento para la neumonía y la pérdida de peso involucra diferentes métodos. El médico probablemente lo alentará a descansar y relajarse por unos días. Incluso puede decidir que debe ser internado en un hospital para recibir un tratamiento más directo e integral. Pueden recetar antibióticos, como amoxicilina, esparfloxacina o macrólido. También es posible que se necesiten tratamientos de respiración, así como líquidos por vía intravenosa si hay deshidratación severa.

Compartir:
Dejar Un Comentario