Planes de pérdida de peso para mujeres mayores de 50 años

Planes de pérdida de peso para mujeres mayores de 50 años

A medida que las mujeres entran en la segunda mitad de la vida, las fluctuaciones hormonales combinadas con el proceso de envejecimiento normal ralentizan el metabolismo, alteran la composición corporal y cambian nuestras necesidades nutricionales. Los planes de pérdida de peso para mujeres mayores de 50 años, para ser efectivos, deben abordar no solo la ingesta de calorías, sino también el nivel de actividad y la nutrición adecuada.

Enfoque de estilo de vida

Más eficaz que la dieta sola, se ha demostrado que los planes de pérdida de peso que enfatizan la actividad física combinados con la alimentación saludable llevan a una pérdida de peso permanente. La American Heart Association recomienda tomar medidas para aumentar su nivel de actividad; consuma una dieta balanceada que consiste en proteínas magras, carbohidratos complejos y grasas insaturadas; y limite los dulces y el alcohol. El énfasis de este plan de pérdida de peso es hacer cambios permanentes que sean realistas, alcanzables y sostenibles.

Énfasis en la nutrición

Una dieta balanceada es esencial en cualquier plan de pérdida de peso. Las mujeres mayores de 50 años deben tener cuidado con las dietas que enfatizan el consumo de proteínas y reducen los carbohidratos. El exceso de proteína puede ser problemático a medida que envejecemos, porque el procesamiento de los productos de desecho de las cepas de proteínas de los riñones, de acuerdo con la Extensión de la Universidad del Estado de Colorado. Otras consideraciones incluyen el mayor riesgo de osteoporosis que experimentan las mujeres a medida que disminuyen los niveles de estrógeno. Asegúrese de consumir cantidades adecuadas de calcio para ayudar a reducir el riesgo.

Ser activo

La grasa comienza a reemplazar el músculo magro a medida que envejecemos, lo que reduce el metabolismo. Durante la perimenopausia, las mujeres ganan un promedio de una libra por año, según la Clínica Mayo, y la mayor parte de este peso se establece alrededor de la zona abdominal. Los planes de pérdida de peso para mujeres mayores de 50 años deben incluir un estilo de vida activo. Se recomienda al menos 30 minutos de actividad moderada por día. Además, el ejercicio con pesas es muy beneficioso. Desarrolla masa muscular y aumenta la densidad ósea, lo que a su vez aumenta el metabolismo y reduce el riesgo de osteoporosis.

Cuidado con los productos para bajar de peso

Los suplementos que afirman aumentar el metabolismo al aumentar el efecto termogénico (que produce calor) de la digestión están ampliamente disponibles y prometen un atajo tentador para quemar grasa y suprimir el apetito. Existe poca evidencia de que estos productos cumplan la promesa, y algunos causan efectos secundarios graves. La Administración de Alimentos y Medicamentos instó a los consumidores a dejar de usar uno de esos productos en mayo de 2009 después de informes de efectos adversos.

Mira las calorías ocultas

Las necesidades calóricas de las personas que superan los 40 años disminuyen en aproximadamente 200 por día, e incluso en una dieta bastante saludable, las calorías ocultas se suman. La nutricionista de Mayo Clinic Katherine Zeratsky, R.D., L.D., citó el café como ejemplo. El café negro no tiene grasa y muy pocas calorías, mientras que la adición de crema y azúcar aumenta las calorías a 100 y la grasa a cinco gramos. Puedes sabotear tus esfuerzos para perder peso a pesar de tus mejores intenciones a menos que desarrolles una conciencia de calorías ocultas. Lea las etiquetas de los productos diligentemente y viste sus alimentos y bebidas con moderación.

Compartir:
Dejar Un Comentario