Peligros de los estimuladores musculares

Peligros de los estimuladores musculares

Los estimuladores de músculos electrónicos funcionan aplicando una corriente eléctrica de bajo voltaje a los músculos, haciendo que el músculo se contraiga. Repetir este proceso puede hacer que los músculos se vuelvan más fuertes y más tonificados. Estos dispositivos se inventaron por primera vez para su uso en la rehabilitación de pacientes encamados y para aliviar el dolor, pero desde entonces han sido comercializados por las compañías como una ayuda para mantenerse en forma. La Administración de Alimentos y Medicamentos regula la venta de estos artículos, pero debe entenderse que incluso cuando la FDA haya aprobado la venta de un dispositivo, aún podría haber riesgos al usar ese producto.

Quemaduras

Las quemaduras pueden ocurrir al usar las almohadillas en ciertas áreas del cuerpo que pueden ser sensibles o si se aplica demasiada energía eléctrica a un área.

.

Choque

Se pueden producir descargas eléctricas o electrocución si un cable eléctrico está defectuoso. Esto podría afectar no solo a usted sino a otros miembros de la familia.

Irritación de la piel y hematomas

La irritación de la piel podría ocurrir en el sitio donde las almohadillas se colocan en su piel o si se colocan de forma incorrecta. Los moretones también pueden ser causados ​​por un uso inadecuado.

Dolor

El dolor puede ocurrir cuando los impulsos eléctricos de bajo voltaje atraviesan su cuerpo.

Interferencia con los marcapasos

No se recomienda que una persona con un marcapasos use estimuladores de músculos electrónicos ya que podría interferir con el dispositivo.

Salvaguardias

Siga las instrucciones con mucho cuidado y asegúrese de que todos los cables y cables cumplan con las pautas de seguridad vigentes. Investigue las afirmaciones hechas por los minoristas sobre sus estimuladores musculares. Si tiene alguna duda, use un programa de ejercicios más tradicional u obtenga consejos de su médico. No lo use si está embarazada y nunca lo use en heridas abiertas.

Compartir:
Dejar Un Comentario