¿Para qué se prueban las biopsias durante una colonoscopia?

¿Para qué se prueban las biopsias durante una colonoscopia?

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer, el cáncer de colon es el tercer cáncer más común tanto en hombres como en mujeres en los Estados Unidos. Los síntomas del cáncer de colon son los mismos que los síntomas de otras enfermedades. Para determinar la causa de estos síntomas, se puede realizar una colonoscopia y una biopsia. Estas pruebas de diagnóstico ayudarán a su médico a determinar qué tratamientos pueden ser necesarios. Las biopsias se prueban para determinar qué enfermedad puede estar causando sus síntomas.

Colonoscopia

Una colonoscopia le permite a su médico ver dentro de su colon y recto. Esta prueba le permite a su médico detectar tejido inflamado, úlceras o crecimientos inusuales que pueden ser el comienzo del cáncer. Se usa una colonoscopia para diagnosticar el motivo de los cambios en las evacuaciones intestinales, dolor abdominal, hemorragia rectal o pérdida de peso inexplicable. Una colonoscopia es un procedimiento ambulatorio, y la recuperación suele ser rápida.

Biopsia

Durante la colonoscopia, su médico puede decidir extraer una pequeña muestra de tejido para analizar. Esta eliminación de tejido se llama biopsia. El tejido eliminado se puede ver bajo un microscopio y analizarse para detectar signos de enfermedad. La prueba del tejido extraído durante una biopsia le indicará a su médico qué enfermedad puede estar causando sus síntomas.

Cáncer

El tejido extraído durante una biopsia puede revelar células cancerosas. Este tejido puede provenir de crecimientos anormales, como pólipos y tumores, o del tejido inflamado del revestimiento. La detección temprana del cáncer colorrectal ayuda a mejorar sus posibilidades de recuperación. Las células cancerosas se forman cuando las células normales mutan y crecen sin control. Una biopsia puede ayudar a detectar células cancerosas antes de que se hayan convertido en tumores y creado bloqueos en el colon.

Pólipos

Los pólipos son crecimientos que sobresalen del revestimiento de su colon o recto. Los pólipos pueden ser el comienzo del cáncer. Los pólipos son crecimientos precancerosos que pueden aumentar su riesgo de desarrollar cáncer. Durante una colonoscopia, su médico eliminará todos los pólipos encontrados. La eliminación de pólipos puede ayudar a evitar que desarrolle cáncer.

Abscesos

Cuando los tejidos se infectan, el sistema inmunitario de su cuerpo se recupera enviando glóbulos blancos al área infectada. A medida que sus glóbulos blancos se acumulan en el área, comienza a formarse pus. Se puede formar una acumulación de leucocitos líquidos, vivos y muertos, tejido muerto y bacterias. Este absceso puede causar dolor, cambios en las deposiciones y hemorragia. El tejido infectado que se extrae durante una biopsia puede analizarse para determinar qué está causando el absceso. La mayoría de los abscesos se tratan con antibióticos para detener la infección.

Enfermedades crónicas

Su biopsia también puede analizarse para detectar enfermedades inflamatorias intestinales crónicas. La enfermedad de Crohn es una inflamación crónica del tracto gastrointestinal. La enfermedad de Hirschsprung es el bloqueo crónico del intestino grueso debido a un movimiento muscular inadecuado. La colitis ulcerosa repite la hinchazón de los intestinos, lo que conduce a un engrosamiento de las paredes con tejido cicatricial. La prueba de tejido puede ayudar a su médico a determinar cuál de estas enfermedades crónicas tiene y qué tratamientos serían los mejores.

Compartir:
Dejar Un Comentario