Los efectos del alcohol en el sistema muscular

Los efectos del alcohol en el sistema muscular

Beber bebidas alcohólicas es un comportamiento social popular, especialmente en fiestas y festivales. Sin embargo, beber alcohol afecta la forma en que su cuerpo reacciona ante determinadas situaciones y, en muchos casos, disminuye su juicio y sus habilidades motrices, y afecta su sistema muscular. Pequeñas cantidades de alcohol tienen menos efectos perjudiciales en el sistema muscular que grandes cantidades, pero incluso la cantidad más pequeña puede mostrar signos de un cambio temporal en el tiempo de reacción mientras habla, maneja o trabaja.

Los efectos del alcohol en los músculos comienzan con el cerebro

Su cerebro le dice a cada músculo de su cuerpo qué hacer y cómo reaccionar ante las situaciones. Ciertos niveles de alcohol afectan las funciones nerviosas que conectan las instrucciones de su cerebro con los músculos, lo que hace que disminuyan sus habilidades musculares y su juicio. También afecta la coordinación muscular, lo que puede ocasionar errores fatales al conducir o manejar maquinaria pesada.

De acuerdo con bloodalcohol.info, el cerebelo en su cerebro coordina todos sus movimientos musculares. El alcohol afecta el cerebelo, causando que sus músculos se descoordinen.

Efectos del alcohol en los cuerpos musculares

Según Virginia Tech, el consumo de alcohol a largo plazo puede conducir a una pérdida de masa muscular. Para los entusiastas de la aptitud física y los culturistas, el consumo de alcohol puede revertir el arduo trabajo que han dedicado a aumentar la masa muscular y el tono de su cuerpo. Según la Dra. Michaele Dunlap, de Oregon Counseling, las mujeres corren más riesgo de que el alcohol afecte sus músculos, ya que por naturaleza son menos musculares que los hombres.

Efectos del alcohol en el corazón

Tu corazón es uno de los músculos más importantes de tu cuerpo. Cuando el alcohol debilita los músculos y conduce al deterioro, en especial afecta el corazón. Según el Dr. Dunlap, el corazón se vuelve lento después del consumo de alcohol y sus efectos se amplifican cuando el usuario recurre al consumo excesivo de alcohol. Cuando su corazón no puede bombear sangre adecuadamente, sus músculos y el resto de su cuerpo sufren.

Alcohol y músculos la mañana siguiente

Tres efectos secundarios comunes del consumo de alcohol son la resaca, los temblores y los temblores de la mañana. Una vez que su cuerpo deja de consumir alcohol, pasa por la abstinencia de alcohol. Esto puede provocar debilidad muscular física junto con una frecuencia cardíaca rápida. Estos dos trastornos musculares pueden provocar trastornos del sueño, falta de agudeza mental y dificultad para pensar con claridad, además de temblores y la incapacidad de mantener el equilibrio.

Deterioro del sistema muscular depende de BAC

El contenido de alcohol en sangre, o BAC, en su cuerpo puede determinar en qué punto sus músculos comienzan a perder función. Según intox, los niveles de BAC por debajo del 0.05 por ciento informan pocas o nulas diferencias de comportamiento, mientras que los niveles por encima de esta etapa tienden a aumentar el deterioro sensorial-motor. Los niveles de alcohol en la sangre por encima del 0.09 por ciento conducen a la incapacidad de sus músculos para mantener el equilibrio y pueden llevar a un estado de mente y estar confundido. Tenga en cuenta que los niveles de BAC superiores al 0,08 por ciento se consideran ilegales en lo que respecta a la conducción.

Compartir:
Dejar Un Comentario