Expectativa de vida de los pacientes con enfermedad de Parkinson

Expectativa de vida de los pacientes con enfermedad de Parkinson

De los 1 millón de estadounidenses que viven con la enfermedad de Parkinson, el actor Michael J. Fox y el boxeador Muhammad Ali son probablemente los más conocidos. La enfermedad de Parkinson (EP) es una condición que principalmente interrumpe el control motor (movimiento), pero también puede causar dificultad con el habla, los gestos automáticos, el equilibrio y la agudeza mental. La EP es crónica y progresiva, y aunque hay tratamientos médicos, actualmente no hay cura. El tratamiento médico y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a las personas con EP a controlar sus síntomas y aumentar la calidad de vida.

Esperanza de vida

Con un diagn√≥stico adecuado y un tratamiento m√©dico moderno, los pacientes con Parkinson pueden esperar vivir una vida normal. Aunque el Parkinson solo no es fatal, puede causar o contribuir a otras condiciones que pueden acortar la vida de una persona. Un paciente que ha tenido problemas con la enfermedad de Parkinson durante muchos a√Īos puede sufrir discapacidades f√≠sicas y mentales que hacen que sea m√°s dif√≠cil beneficiarse de los tratamientos de prolongaci√≥n de la vida.

Síntomas

El primer signo de la enfermedad de Parkinson suele ser un temblor en un lado del cuerpo, a menudo un comportamiento conocido como "rodaje de p√≠ldoras", donde el pulgar y el √≠ndice se frotan. Este temblor puede ser leve a severo y casi siempre se extiende al otro lado del cuerpo. Los pacientes con Parkinson tambi√©n tienen dificultades para iniciar el movimiento. Sus pies pueden permanecer pegados al piso cuando intentan caminar, y pueden perder movimientos no dirigidos, como gesticular mientras hablan, pesta√Īear o balancear los brazos mientras caminan. En las etapas posteriores, algunos pacientes pueden experimentar una p√©rdida de equilibrio y del 10 al 15 por ciento pueden desarrollar demencia. El Parkinson tambi√©n puede afectar la capacidad de hablar con claridad, haciendo que la gente murmure, se detenga antes de decir una palabra o repetir las palabras. Ninguno de estos s√≠ntomas acorta la esperanza de vida en s√≠ mismos, aunque aquellos que experimentan demencia a menudo corren un mayor riesgo de tener mala salud y una menor calidad de vida.

Causas

Las causas de la enfermedad de Parkinson no se conocen por completo. Algunos investigadores teorizan que los factores gen√©ticos, tal vez un gen mutado o toxinas ambientales pueden ser la culpa. Sin embargo, la comunidad m√©dica s√≠ acepta qu√© causa los s√≠ntomas de Parkinson: la incapacidad de producir o utilizar dopamina, un neurotransmisor. La dopamina es un mensajero qu√≠mico en su cerebro que le dice a sus m√ļsculos que se muevan. Si su producci√≥n o recepci√≥n de dopamina es defectuosa, tendr√° dificultades para iniciar el movimiento, as√≠ como controlar algunos movimientos. No est√° claro qu√© es exactamente la disminuci√≥n de la dopamina o su uso inadecuado en personas con enfermedad de Parkinson. Al igual que con otros trastornos neurol√≥gicos (como la par√°lisis cerebral) que afectan el movimiento voluntario, el Parkinson en s√≠ mismo no limita la esperanza de vida a menos que haya otras condiciones.

Factores de riesgo

El género, la herencia, la edad y la exposición a las toxinas ambientales juegan un papel en su riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Los hombres son más propensos que las mujeres a desarrollar EP. Esta enfermedad por lo general surge en la edad madura y aumenta en la probabilidad a medida que envejece, pero también afecta a los adultos jóvenes. Tener un paciente con EP en su historial médico familiar aumenta sus posibilidades hasta cierto punto, al igual que la exposición frecuente a toxinas químicas. En general, su probabilidad de desarrollar la enfermedad de Parkinson es menos del 5 por ciento.

Tratamiento

Aunque el tratamiento m√©dico no puede curar la enfermedad de Parkinson ni prolongar la vida √ļtil en gran medida, puede controlar los s√≠ntomas y aumentar la calidad de vida. Los enfoques farmac√©uticos que aumentan la presencia de dopamina en el cerebro y disminuyen o inhiben el uso de la dopamina pueden ayudar a estabilizar el control motor y reducir o incluso erradicar los temblores y otros movimientos involuntarios. Estos medicamentos deben ser monitoreados de cerca ya que un exceso de dopamina tiene efectos negativos en el control motor. Los cambios de estilo de vida, como el ejercicio f√≠sico y la alimentaci√≥n saludable, pueden ayudar a que los m√ļsculos funcionen de la mejor manera posible.

Compartir:
Dejar Un Comentario