Dolor de cadera y muslo posparto

Dolor de cadera y muslo posparto

El dolor posparto de cadera y muslo es una dolencia relativamente común después de que una mujer pasa por los ensayos de embarazo y parto. Hay una variedad de razones para este dolor, principalmente debido a los cambios que hace el cuerpo para prepararse para el niño. Afortunadamente, este dolor a menudo desaparece después de unos meses.

Anatomía

La región pélvica consta de numerosos ligamentos que unen los huesos de las piernas, las vértebras y la pelvis. Esto es para permitir el movimiento principalmente en la pierna (rotando en la cadera) pero también para que el tronco pueda flexionarse y extenderse. También hay ligamentos que suspenden el útero de la pelvis. Todos estos ligamentos se estiran a medida que el bebé crece, lo que puede causar dolores agudos o un dolor sordo que incluso se extiende hacia los muslos. Además, hay una sección de cartílago que mantiene unida parte de la pelvis, llamada sínfisis del pubis, y este cartílago comienza a estirarse o incluso a desgarrarse debido al crecimiento del niño. Durante el parto, el cóccix o coxis se puede romper, lo que puede causar dolor en el camino. Por último, el nervio ciático, que se extiende desde la base de la columna vertebral hacia abajo a través de cada pierna, puede resultar afectado por la presión ejercida por el niño.

Identificación

La mayoría del dolor en las caderas y los muslos es un remanente de cambios corporales que ocurrieron durante el embarazo. Algunos dolores se deben a eventos que ocurrieron durante el parto, mientras que otros dolores se pueden atribuir a llevar su peso de manera diferente sin un vientre embarazado pero con un niño en brazos. Para identificar su dolor, trate de recordar si lo tuvo antes de dar a luz, ya que esto puede ayudarlo a determinar la causa. Las hormonas también pueden ser un culpable. La mayoría de este dolor desaparece en unos pocos meses, pero si no lo hace, su médico puede realizar algunas pruebas para determinar exactamente qué está causando el dolor.

Periodo de tiempo

Para la mayoría de las mujeres, el dolor de cadera y muslo desaparecerá dentro de los tres meses posteriores al parto. Como cada persona es diferente, algunas mujeres pueden tener dolor que dura más tiempo. Si le preocupa que el dolor no se está disipando o si está limitando sus actividades diarias, consulte a su médico.

Aliviar el dolor

Una forma de aliviar el dolor de cadera y muslo postparto es recibir un masaje. El terapeuta se dirigirá a todo su cuerpo, ayudándolo a volver a la alineación, mientras se enfoca en su espalda, muslos y glúteos. El terapeuta también puede estirar las piernas para ayudar a recuperar algo de flexibilidad. Otro método útil para aliviar el dolor es el uso simple de ibuprofeno, un analgésico.

Ceremonias

Hacer algunos ejercicios puede ayudar a fortalecer su faja pélvica, lo que le permite mejorar su postura y, con suerte, disminuir su dolor. Los ejercicios del piso pélvico, así como aquellos que fortalecen el núcleo, deben ser parte de su rutina. El yoga también puede ser útil. Consulte a un fisioterapeuta para obtener ayuda, si es necesario. No se recomienda ejercicio vigoroso.

Compartir:
Dejar Un Comentario