¿Cuáles son las causas de falta de aliento y constante bostezo?

¿Cuáles son las causas de falta de aliento y constante bostezo?

Bostezar puede señalar la falta de oxígeno en el torrente sanguíneo. El cansancio, por el cual uno no respira profunda o adecuadamente, puede causar bostezos. Pero también puede indicar causas fisiológicas más profundas, como la falta de glóbulos rojos, un corazón débil o una salud pulmonar deficiente. Si una persona siente hambre de aire después de un esfuerzo leve, caminar o levantar una bolsa de comestibles, una cita con un médico es una buena idea. Mientras todos bostezamos ocasionalmente o sentimos la necesidad de respirar profundamente, el bostezo constante es una señal segura de que algo en el estilo de vida o en el régimen de salud necesita mejorar.

La anemia podría ser la culpable

Las mujeres que bostezan mucho, tienen ciclos menstruales abundantes o se ven pálidas pueden necesitar que se controlen sus niveles de hierro. Una deficiencia en los glóbulos rojos debido a los bajos niveles de hierro puede controlarse fácilmente con un simple análisis de sangre. Los niveles bajos de hierro también pueden indicar una glándula tiroides inactiva. El hipotiroidismo puede desencadenar un bajo nivel de hierro en la sangre, y un bajo nivel de hierro puede causar una tiroides poco activa en algunos casos. Muy pocos glóbulos rojos significa que el cuerpo no está transportando suficiente oxígeno a las células. Respirar profundamente es solo una solución temporal.

Problemas cardíacos versus ansiedad

Si el corazón no puede bombear suficiente sangre para suministrar oxígeno al cuerpo, puede causar dificultad para respirar. Las personas que experimentan ataques de ansiedad o de pánico pueden sentirse tan privados de oxígeno, que creen que están teniendo un ataque al corazón. Un examen físico que incluya un electrocardiograma es importante. Además, un paciente debe someterse a exámenes de detección de problemas renales o insuficiencia cardíaca congestiva. Cualquiera puede sentir hambre de aire si el cerebro, los músculos u otros órganos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno.

Problemas pulmonares

La obstrucción de las vías respiratorias en la nariz, la boca o los pulmones puede causar dificultad para respirar. Senos hinchados, amígdalas agrandadas o hinchazón de los bronquios debido a las alergias pueden bloquear la respiración. Pero el asma, los pulmones enfermos o la neumonía también son causas comunes. El deterioro pulmonar debido al tabaquismo o la exposición al asbesto oa la extracción de carbón también puede disminuir la capacidad respiratoria. En casos raros, un coágulo de sangre en el pulmón puede ser el culpable. Los problemas pulmonares graves pueden provocar problemas cardíacos, ya que el corazón comenzará a atrofiarse si se agota el suministro de oxígeno.

Problemas estomacales o sustancias invasoras

Un paciente con una hernia hiatal, por ejemplo, puede sentir dificultad para respirar. El bulbo aumentado en el esófago, mientras está lleno de comida, puede desplazar el corazón hasta cierto punto a medida que late. Esto crea una sensación extraña y una sensación de "problemas cardíacos". Además, el reflujo ácido puede interferir con la respiración adecuada y causar dificultad para respirar temporalmente. Además, no es raro que un paciente con problemas respiratorios haya inhalado un objeto extraño, como un trozo de comida, o que haya inhalado polvo del ambiente.

Cuándo buscar ayuda

Si la falta de aire hace que se despierte repentinamente de su sueño o que debe dormir apoyado para respirar adecuadamente, busque ayuda. La apnea del sueño puede ser la causa. La opresión en el pecho, la opresión en la garganta, las sibilancias, la aspiración (alimentos o líquidos inhalados en los pulmones), las prolongadas dificultades para respirar o la hinchazón de los pies y las manos indican la necesidad de una evaluación médica inmediata.

Compartir:
Dejar Un Comentario