Comparación de Brown Recluse & Wolf Spiders

Comparación de Brown Recluse & Wolf Spiders

La mordedura de la ara√Īa reclusa parda puede causar serios problemas de salud, incluida la muerte, especialmente en ni√Īos, ancianos y personas con problemas de salud. T√≠picamente, el resultado es una herida grande y dolorosa que crece a medida que el tejido afectado muere. La ara√Īa lobo, de la cual existen m√°s de 200 variedades, tambi√©n es venenosa y puede infligir una mordida que es dolorosa, pero rara vez es grave a menos que se d√© una respuesta al√©rgica. Estos ar√°cnidos son similares en apariencia, pero hay maneras de diferenciarlos.

Rango, distribución y hábitat

Si encuentra una ara√Īa que sospecha que podr√≠a ser un reptil marr√≥n o una ara√Īa lobo, primero considere el alcance y la distribuci√≥n de cada uno. De acuerdo con el Departamento de Entomolog√≠a de la Universidad de California, Riverside, el recluso pardo se encuentra casi exclusivamente en el centro-sur del Medio Oeste, incluyendo todo Arkansas, Missouri, Louisiana y Mississippi; la mayor parte de Alabama, Tennessee, Kentucky, Oklahoma y Kansas; y partes de Texas, Indiana, Illinois, Iowa y Georgia. Si vives en alguno de estos estados, tu ara√Īa podr√≠a ser una reclusa parda.

Esta ara√Īa se llama un recluso por una buena raz√≥n: le gusta mantenerse fuera de la vista.

"Si ves una ara√Īa marr√≥n en una red, no es un recluso marr√≥n", seg√ļn Rick Vetter de la Universidad de California, Riverside.

El recluso pardo a menudo vive en el interior, haciendo su red en lugares ocultos, como la parte posterior de los armarios, dentro de los muebles y detr√°s de las puertas. En ocasiones, un recluso moreno puede caer en una ba√Īera y quedar atrapado, incapaz de trepar por los lados resbaladizos; muchas personas que han sido mordidas por esta ara√Īa han sido mordidas mientras tomaban un ba√Īo.

Las ara√Īas lobo se encuentran en toda Am√©rica del Norte. La mayor√≠a de las variedades cazan de noche, son muy t√≠midas y no tejen telara√Īas. Esta ara√Īa terrestre se puede encontrar en el bosque o en habitaciones humanas, donde les gusta esconderse en puertas, debajo de plantas en macetas, en marcos de ventanas y en s√≥tanos y garajes.

Color y marcas identificativas

La ara√Īa reclusa parda tiene una marca hacia atr√°s en forma de viol√≠n en la parte de su cuerpo donde se unen las patas. El color de la ara√Īa puede variar de crema a marr√≥n, pero siempre es uniforme. Si la ara√Īa tiene m√°s de un color en el abdomen, no es un recluso marr√≥n. Las ara√Īas lobo son marrones o grises con varias marcas y l√≠neas en el cuerpo.

Piernas

El recluso pardo puede tener pelos finos, pero no espinas, en sus patas, que son uniformes en color sin rayas o bandas. Seg√ļn Vetter, si la ara√Īa tiene m√°s de un color en sus patas, no es un marr√≥n recluso. La ara√Īa lobo tiene patas largas y peludas de diferentes colores. El macho tiene lo que parece un par extra, sus pedipalpos, que agita para atraer a las hembras.

Ojos y tama√Īo

El recluso pardo es una peque√Īa ara√Īa, de unos tres octavos de pulgada de largo. Tiene seis ojos, un par delante de la cabeza y los otros dos pares a los lados. Vetter dice que la mayor√≠a de las ara√Īas se pueden eliminar como reclusas caf√© usando este criterio porque la mayor√≠a de las ara√Īas tienen ocho ojos. La ara√Īa lobo es mucho m√°s grande, mide hasta 1,5 pulgadas, y tiene ocho ojos de tama√Īo desigual. Por encima de dos ojos grandes se ven dos cejas arqueadas, que en realidad son otro par de ojos; debajo hay cuatro m√°s.

Compartir:
Dejar Un Comentario