Cómo tratar un hígado agrandado

Cómo tratar un hígado agrandado

Un hígado agrandado, comúnmente conocido como hepatomegalia, no es una enfermedad, sino una indicación de otro problema fisiológico. Las enfermedades comúnmente asociadas con un hígado agrandado son deficiencias metabólicas, problemas cardíacos, hepatitis o cáncer. Algunos síntomas de esta condición incluyen dolor abdominal intenso, sensibilidad en la región del hígado, un intestino de color claro o ictericia (coloración amarillenta de la piel). Los tratamientos aplicados a pacientes con hígado agrandado dependen de la causa o la fuente de la afección.

Notifique a su médico de atención primaria cuando reconozca por primera vez cualquier sensibilidad, dolor abdominal o coloración anormalmente clara de sus evacuaciones intestinales.

El agrandamiento hepático relacionado con el alcohol es principalmente irreversible y puede provocar cirrosis. El tratamiento recomendado es comenzar los pasos para reducir y dejar la ingesta de alcohol. Esta acción reducirá la mayor hinchazón del hígado y el desarrollo de cirrosis (endurecimiento del hígado) por el abuso de alcohol.

Los pacientes con hígados agrandados, como resultado de cáncer de hígado, comúnmente se tratan con quimioterapia, otra radioterapia o cirugía. Las acciones se determinan en función del nivel y la etapa del cáncer de hígado en el paciente.

El hígado agrandado, debido a la enfermedad del hígado graso o trastornos metabólicos, se trata comúnmente con la incorporación de una dieta baja en grasas y saludable. También se recomienda la pérdida de peso y una rutina diaria de baja potencia para los pacientes con esta forma de agrandamiento hepático.

El trastorno hepático relacionado con la hepatitis A no se encuentra actualmente en tratamiento efectivo. La hepatitis B y C generalmente se trata con terapia farmacológica. Dependiendo de la etapa de la condición, la cirugía también puede ser una opción.

Consejos

El tratamiento para un hígado agrandado varía según la causa de la enfermedad. Es importante contactar a un médico de atención primaria para que se le diagnostique adecuadamente.

Compartir:
Dejar Un Comentario