Cómo ser un buen árbitro

Cómo ser un buen árbitro

Un árbitro es una persona que tiene la autoridad para tomar decisiones con respecto al juego durante un evento, generalmente un evento deportivo. Aunque puede haber más de un árbitro presente durante un evento, una persona es siempre el árbitro principal y sus juicios son finales. Para ser considerado un buen árbitro, sus decisiones deben ser rápidas, precisas e imparciales.

Conoce las reglas. Cada deporte tiene sus propias reglas específicas y debes conocerlas de un lado a otro. Todos los deportes que usan un árbitro deben tener un libro de reglas oficial. Algunas reglas pueden cambiar de acuerdo con el nivel de juego en el que estás oficiando. Asegúrate de tomar esto en consideración.

Si usa señales de mano, asegúrese de que sean visibles para los jugadores en el campo. Use el contacto visual para asegurarse de que el cronómetro y cualquier otro funcionario estén listos para reanudar el juego.

Las llamadas de voz y los silbidos deben ser fuertes y claros. Compre un nuevo silbato todos los años. Se desgastan.

Sea profesional en el momento en que entra al campo. Todos te buscan para un juego justo. Su apariencia, conducta y actitud son un ejemplo para jugadores y entrenadores.

Estar en forma La aptitud física es esencial tanto para los árbitros como para los jugadores. Especialmente en deportes como el hockey de campo, el árbitro debe estar en posición de convocar una jugada. Esto a menudo implica un sprint arriba o abajo del campo. Si te estás quedando atrás del punto de juego, es imposible hacer una llamada precisa.

Trabaja en equipo con los otros oficiales durante un evento. Si otro árbitro tiene un problema, cuídelo sin involucrar a los jugadores o entrenadores.

Compartir:
Dejar Un Comentario