¿Cómo se forma un arquero olímpico?

¿Cómo se forma un arquero olímpico?

El entrenamiento para las Olimpiadas requiere mucha paciencia, trabajo duro y determinación. Para los arqueros olímpicos, es importante perfeccionar sus habilidades y seguir mejorando para llegar a los Juegos Olímpicos y, algún día, llevar a casa algunas medallas.

Un arquero olímpico puede comenzar a entrenar a una edad temprana, y algunos se unen al Desarrollo Olímpico Junior Archer (JOAD). El rango de edad de la membresía JOAD va desde la capacidad de manejar la proa de forma segura en un grupo de hasta 18 años. Allí, el joven arquero en ciernes aprenderá todas las técnicas necesarias para convertirse en arquero. Se entrenan con diferentes niveles de instructores y pueden comenzar a participar en diferentes competiciones de tiro con arco.

Para que un arquero tenga éxito y esté ligado a las Olimpiadas, es importante poder encontrar un buen lugar de entrenamiento. Puede ser al aire libre o en interiores, siempre que haya suficiente espacio o espacio para que el arquero se entrene en la selección a diferentes distancias. Al entrenar para las Olimpiadas, el objetivo es poder golpear los objetivos de la cara a 70 metros (229 pies, 8 pulgadas) de distancia.

También es importante encontrar un instructor o entrenador de tiro con arco que pueda ayudar a prepararse para la competencia. Hay entrenadores altamente capacitados y con certificación avanzada que están especialmente familiarizados con la enseñanza del sistema BEST (técnica de disparo bio-mecánicamente eficiente) a los arqueros. Además, para entrenar para ser uno de los mejores, uno debe encontrar un entrenador avanzado de nivel 3 a 5. El instructor de nivel avanzado ideal debe tener un excelente historial de logros e historial al competir tanto en la competencia local, nacional e internacional, lo que puede incluir calificar y competir para los Juegos Olímpicos. El entrenador también debería estar familiarizado con los estándares olímpicos y las reglas del juego para arquería.

Lugar de entrenamiento e instructor

El entrenamiento para las Olimpiadas requiere mucha paciencia, trabajo duro y determinación. Para los arqueros olímpicos, es importante perfeccionar sus habilidades y seguir mejorando para llegar a los Juegos Olímpicos y, algún día, llevar a casa algunas medallas.

Un arquero olímpico puede comenzar a entrenar a una edad temprana, y algunos se unen al Desarrollo Olímpico Junior Archer (JOAD). El rango de edad de la membresía JOAD va desde la capacidad de manejar la proa de forma segura en un grupo de hasta 18 años. Allí, el joven arquero en ciernes aprenderá todas las técnicas necesarias para convertirse en arquero. Se entrenan con diferentes niveles de instructores y pueden comenzar a participar en diferentes competiciones de tiro con arco.

Para que un arquero tenga éxito y esté ligado a las Olimpiadas, es importante poder encontrar un buen lugar de entrenamiento. Puede ser al aire libre o en interiores, siempre que haya suficiente espacio o espacio para que el arquero se entrene en la selección a diferentes distancias. Al entrenar para las Olimpiadas, el objetivo es poder golpear los objetivos de la cara a 70 metros (229 pies, 8 pulgadas) de distancia.

También es importante encontrar un instructor o entrenador de tiro con arco que pueda ayudar a prepararse para la competencia. Hay entrenadores altamente capacitados y con certificación avanzada que están especialmente familiarizados con la enseñanza del sistema BEST (técnica de disparo bio-mecánicamente eficiente) a los arqueros. Además, para entrenar para ser uno de los mejores, uno debe encontrar un entrenador avanzado de nivel 3 a 5. El instructor de nivel avanzado ideal debe tener un excelente historial de logros e historial al competir tanto en la competencia local, nacional e internacional, lo que puede incluir calificar y competir para los Juegos Olímpicos. El entrenador también debería estar familiarizado con los estándares olímpicos y las reglas del juego para arquería.

Usando el equipo correcto

Elegir el equipo adecuado para usar también es muy importante cuando se entrena para la competencia olímpica de tiro con arco. Para las Olimpiadas de verano, el arquero competirá usando un arco recurvo. Los arcos de arquería vienen en diferentes pesos, longitudes y materiales. Un arquero realizará una prueba para ver si sería una mano derecha o una mano izquierda. Un arquero diestro sostendría el arco en su mano izquierda y dibujaría el hilo con su mano derecha.

Para las flechas, es necesario seleccionar la longitud correcta de la flecha que funcionaría con el arco. A medida que el arquero entrena horas extras, el peso del arco cambiará; por lo tanto, la longitud de la flecha también puede cambiar. Aunque no hay nada de malo en elegir flechas que son demasiado largas, especialmente cuando se hace una transición entre tamaños de arco, siempre es mejor tener una que tenga el tamaño correcto.

Algunos equipos tardan un tiempo en acostumbrarse. Depende del arquero aprender a sintonizar su arco para lograr tiros consistentes y vuelos con buena flecha. Una vez que un arquero encuentra un buen ajuste, es necesario usar el mismo equipo durante la práctica y las competiciones para acostumbrarse al equipo. También es importante llevar un juego de repuesto cada vez que se rompa algo.

El viejo adagio que afirma que la práctica hace la perfección es muy cierto para el tiro con arco. Para entrenar para las Olimpiadas, el arquero debe entrenar regularmente. Algunos arqueros entrenan con un entrenador una vez a la semana y por su cuenta al menos dos veces a la semana. A medida que se acerca a la competencia, el entrenamiento sería más frecuente de lo habitual.

Competir en los nacionales no solo sería necesario para calificar para el tiro con arco olímpico, sino que también le daría exposición al arquero y conocería a otros arqueros que tienen deseos similares. Sería una buena idea unirse a las competiciones de tiro con arco, incluso a las no calificadas, solo para obtener más práctica y mejorar las habilidades requeridas para prepararse para las competiciones de tiro con arco olímpico.

Un arquero debe tener una mano firme, un buen ojo y la capacidad de mantener la calma, incluso cuando hay distracciones y en presencia de un público. Unirse a competiciones de tiro con arco puede ayudar a evaluar la precisión del concursante mientras se mantiene el enfoque.

Mantenerse en forma es también muy importante.Comer saludablemente, hacer ejercicio regularmente y estirarse antes de la práctica de tiro con arco ayuda a construir brazos y piernas fuertes. Hacerlo no solo ayudará a llevar lazos y ser capaz de permanecer de pie durante un período prolongado, sino también a disparar constantemente varias veces sin tambalearse. El mantenimiento de una buena postura también es importante para apuntar y manejar el equipo correctamente.

Compartir:
Dejar Un Comentario