Cómo saltar la cuerda para piernas fuertes y rápidas

Cómo saltar la cuerda para piernas fuertes y rápidas

Saltar la cuerda es un ejercicio cardiovascular efectivo, pero también se puede usar para desarrollar la fuerza y ​​la velocidad de tu pierna. Los boxeadores y otros atletas han estado usando cuerdas de salto durante años para desarrollar estas características de aptitud física. Asegúrate de que tu cuerda para saltar tenga la longitud correcta poniéndote de pie en el medio y tirando de las manijas hacia tus axilas. Si los extremos de la cuerda alcanzan las axilas, es la longitud correcta. Si es demasiado largo, ate un nudo o dos en el medio de la cuerda para acortarlo. Si es demasiado corto, deséchelo y seleccione otro.

Doble Unders

Paso 1

Sostenga las manijas y párese con los pies juntos y el medio de la cuerda detrás de usted. Meta los codos en los costados y mantenga las manos a la altura de la cadera.

Paso 2

Usando sus muñecas, deslice la cuerda hacia arriba y sobre su cabeza. A medida que la cuerda se acerca a tus pies, salta. Aterriza suavemente sobre las puntas de tus pies. Continúa balanceando la cuerda sobre tu cabeza y saltando. Establezca un ritmo constante pero enérgico.

Paso 3

Cuando esté listo, aumente la velocidad de su cuerda y salte un poco más. La cuerda ahora debería girar dos veces por cada salto. Esto se llama doble debajo. Aterrice suavemente sobre las puntas de los pies y vuelva a saltar la cuerda normalmente.

Etapa 4

Realice un segundo doble bajo y vuelva a saltar la cuerda normalmente. Trate de unir dos, tres, cuatro o más dobles dobles juntos. Practique regularmente hasta que pueda hacer 20 o más dobles caras en un solo conjunto.

High Knee Sprints

Paso 1

Sostenga las manijas y párese con los pies juntos y el medio de la cuerda detrás de usted. Meta los codos en los costados y mantenga las manos a la altura de la cadera.

Paso 2

Usando sus muñecas, deslice la cuerda hacia arriba y sobre su cabeza. A medida que la cuerda se acerca a tus pies, salta. Aterriza suavemente sobre las puntas de tus pies. Continúa balanceando la cuerda sobre tu cabeza y saltando.

Paso 3

Cambia de saltos dobles a trotar en el acto. Continúa hasta que hayas establecido un ritmo constante pero rápido.

Etapa 4

Aumenta la velocidad de tus pies y la cuerda gira. Más de 10 pasos aproximadamente, aumenta la altura de tus rodillas hasta que tus muslos estén paralelos al piso.

Paso 5

Mantén la rodilla alta y aumenta la velocidad de los giros de la cuerda hasta que vayas tan rápido como puedas. Mantenga este ritmo durante 30 a 60 segundos o durante todo el tiempo que pueda.

Compartir:
Dejar Un Comentario