Cómo romper un guante de béisbol con crema de afeitar

Cómo romper un guante de béisbol con crema de afeitar

Los nuevos guantes de béisbol son conocidos por su rigidez. Si eres un ávido jugador de béisbol, este cuero inflexible puede llevar tu juego a algunas muescas. Sin embargo, hay una solución rápida para convertir su nuevo guante de béisbol en el activo que necesita.

Aplique un poco de crema de afeitar sobre un paño limpio. Frote los extremos opuestos de la tela para distribuir uniformemente la crema de afeitar.

Tome una sección de la tela y frote un poco de crema de afeitar en la palma del guante de béisbol. Use movimientos circulares e irradie hacia afuera hasta que haya tratado todos los lados de los guantes.

Pon una pelota vieja de béisbol en el bolsillo del guante. Reorganiza la pelota hasta que encaje en el guante como lo haría normalmente si se atrapa.

Ate el guante cerrado firmemente con una goma o un pedazo de cuerda.

Permita que el guante de béisbol se seque durante la noche en un lugar oscuro a temperatura ambiente.

Desate el guante a la mañana siguiente. Limpie cualquier crema de afeitar restante con un paño limpio y seco.

Usa tu guante de béisbol. Si no tiene a nadie con quien jugar, acceda a una jaula de bateo y use las máquinas para atrapar pelotas de béisbol. Personaliza la velocidad de la máquina para que arroje tonos duros. La práctica refina tanto tu habilidad como el bolsillo de tu guante de béisbol.

Coloque la pelota de béisbol vieja en su guante y átela cada noche. Almacénelo en un lugar fresco y seco entre usos.

Compartir:
Dejar Un Comentario