Cómo reducir la proteína amiloidea a través de su dieta

Cómo reducir la proteína amiloidea a través de su dieta

Las proteínas amiloides son agregados fibrosos e insolubles. Una gran acumulación de estas proteínas en el cuerpo puede conducir al desarrollo de un grupo de enfermedades conocidas como amiloidosis. La reducción de la proteína amiloide en la dieta es un paso adelante para ayudar a evitar la acumulación de estas proteínas en los tejidos y órganos y así prevenir cualquier complicación de salud asociada con ella. Por lo tanto, una dieta saludable es necesaria para mantener el cuerpo equilibrado. Se pueden tomar suplementos como la enzima de piña o la bromelina para descomponer los depósitos de amiloide. Para mantener una buena salud general y resistencia a las enfermedades, se deben evitar los alimentos procesados.

Cambios para hacer en su dieta

Evite por completo los alimentos y bebidas que fomentan especialmente la acumulación de proteínas amiloides, como los azúcares refinados que se encuentran en los refrescos, postres, refrescos, muchos productos horneados y dulces. También evite la cafeína, que se encuentra en el café y el té y en muchas otras bebidas. Evite la mayoría de los productos lácteos refinados. Es mejor evitar los aditivos alimentarios, como el glutamato monosódico, los aromatizantes, los colorantes y otros productos químicos.

Limite su consumo de carnes, particularmente carnes rojas. Limite o evite los alimentos procesados ​​para mejorar la salud y desarrollar resistencia a las enfermedades. Los alimentos procesados ​​generalmente contienen ingredientes y aditivos que fomentan la acumulación de proteína amiloide en el cuerpo.

Coma alimentos sanos y estándar, como fruta fresca, verduras, pescado de agua fría y semillas como sésamo, girasol y semillas de lino. Incluya nueces como nueces, almendras, pacanas y avellanas. Agregue los granos integrales, como el arroz integral, el trigo sarraceno, el mijo, la quinoa, la avena y la cebada; todos son ricos en vitaminas y minerales y deben incluirse como parte básica de la dieta.

Incluya suplementos nutricionales como parte de la creación de hábitos alimenticios más saludables y la prevención de la acumulación de proteína amiloide. Estos suplementos incluyen aceite de pescado que es rico en ácidos grasos omega-3 esenciales para la salud. Antes de tomar aceite de pescado, consulte con su médico ya que puede tener un efecto anticoagulante y desea asegurarse de que no reaccione con ningún medicamento que pueda estar tomando. Los suplementos antioxidantes también son beneficiosos y valen la pena incluirlos en su dieta diaria. La bromelina, o enzima de la piña, utilizada como suplemento puede ayudar al cuerpo a descomponer los depósitos de proteína amiloide.

Consejos

Cambiar a una nueva dieta se hace mejor por etapas, sin renunciar a todo de una sola vez y comer alimentos completamente diferentes de un día para otro. Establecer metas realistas, diarias, semanales y mensuales y apegarse a ellas generalmente garantiza el éxito de una manera menos traumática, especialmente si ha estado acostumbrado a comer alimentos altamente procesados ​​durante mucho tiempo, en cuyo caso, un cambio drástico puede no ser el mejor. mejor elección.

Compartir:
Dejar Un Comentario