Cómo obtener una receta para analgésicos

Cómo obtener una receta para analgésicos

A medida que los analgésicos recetados se vuelven más populares como drogas de abuso, los médicos se vuelven más cautelosos al recetarlos. Si bien esto es bueno para reducir el problema, ayuda poco a quienes tienen una necesidad médica legítima de aliviar el dolor. Obtener una receta médica es más difícil de lo que solía ser, pero la mayoría de los médicos pueden notar la diferencia entre alguien que necesita ayuda médica y un adicto que busca una solución rápida.

Pruebe el alivio del dolor sin receta. Si una dosis regular funciona, no necesita medicamentos recetados para el dolor.

Registra tu dosis Si debe tomar una gran dosis de analgésicos de venta libre para sentirse mejor, anote la cantidad. Esto puede ayudar a convencer al médico de que necesita algo más fuerte.

Visita a tu doctor Si los analgésicos de venta libre no son suficientes, es muy probable que necesite ayuda médica.

Explica tu dolor Dígale al médico cómo se siente y de dónde viene.

Cuenta la historia. Si su dolor proviene de una lesión específica (deportiva o laboral) o de un comportamiento crónico (común para las personas que trabajan en la misma posición física todos los días), informe al médico. Esto ayuda a legitimar su caso y le asegurará al médico que usted tiene una necesidad real de aliviar el dolor. Si su lesión está relacionada con el trabajo, traiga todos los documentos que haya archivado con OSHA o un reclamo de indemnización laboral.

Manten una mente abierta. Su médico puede recomendar formas alternativas de alivio del dolor, como fisioterapia o acupuntura.

Compartir:
Dejar Un Comentario