Cómo limpiar el oído medio

Cómo limpiar el oído medio

Poder escuchar con claridad a menudo se da por sentado. Sin embargo, si se trata de congestión en el oído medio, los sonidos pueden parecer apagados y puede experimentar un zumbido perturbador en el oído. Las alergias, los resfriados, la gripe y las infecciones sinusales pueden desencadenar un exceso de moco o líquido en uno o ambos oídos. Cuando esto ocurre, la audición puede volverse cada vez más difícil, y el problema no siempre se resuelve rápidamente. Afortunadamente, numerosos productos y métodos naturales son útiles para limpiar el oído medio.

Mantenga la cabeza titulada a un lado para eliminar el líquido. Permanecer en posición vertical hace que el líquido se deposite en el oído. Acuéstese de costado para ayudar a drenar el líquido o escapar del oído medio. Los lados alternativos para limpiar la otra oreja.

Claro moco en los oídos. Drene la mucosidad de ambos oídos con un descongestionante de venta libre. Tome este medicamento con resfríos o congestión nasal. Los antihistamínicos ayudan a despejar la congestión del oído medio que resulta de una reacción alérgica. Use medicamentos según las indicaciones.

Exponga sus oídos al calor. El calor de una ducha, sauna o paño húmedo colocado sobre ambas orejas ayuda a disolver la mucosidad y drenar el líquido de las orejas.

Usa gotas para los oídos Las farmacias venden tratamientos para el oído para ayudar a romper el moco en el oído. Coloque gotas para los oídos en uno o ambos oídos según las instrucciones para ayudar a despejar el oído medio y detener la congestión.

Balancee la presión en sus oídos. Masticar chicle y bostezar continuamente estira los músculos de la mandíbula y deja pasar el aire al oído medio. Esta maniobra altera la presión del aire en los oídos y ayuda a explotar la trompa de Eustaquio. Beber líquidos como el agua también aumenta el aire en el oído medio y despeja la congestión.

Compartir:
Dejar Un Comentario