Cómo jugar al golf en el viento

Cómo jugar al golf en el viento

El clima ventoso no debería evitar que un golfista golpee los enlaces, pero sí hace que jugar 18 hoyos sea más desafiante. Los golfistas tienen que ajustar su swing y estrategia dependiendo de la severidad del viento, y si está boca arriba o soplando en su cara. Es posible aprovechar el clima, pero para la mayoría de los golfistas el objetivo es simplemente limitar el efecto negativo en los puntajes.

Jugando en el viento

Cuando el viento sopla en tu cara, es natural querer balancearse a√ļn m√°s para forzar la pelota a trav√©s del aire m√°s r√°pido. Ese es el enfoque equivocado, ya que conduce a un aumento en el retroceso y en las pelotas esquiadas que se desplazan con el viento y no llegan al objetivo. En su lugar, tome uno o dos palos extra de lo que normalmente usar√≠a, como un hierro de cinco en lugar de uno de seis, y oscile al 75 por ciento o al 80 por ciento de su velocidad habitual. Coloque la pelota un cent√≠metro m√°s atr√°s en su posici√≥n y mant√©ngase sobre la bola para evitar que se levante, y obstruya una pulgada o dos en el palo para endurecer el eje y aumentar su control...

Cuando el viento est√° a tu espalda

Tener un fuerte viento en la espalda puede hacer que hasta un golfista de alto handicap se sienta como un profesional basado en el aumento de la distancia, pero trae sus propios desafíos. Las tomas más altas se verán más impactadas que las inferiores, lo que significa que la inclinación hacia el green se convierte en un desafío mayor que una madera de fairway. Ajuste sus hierros cortos para permitir esa longitud extra. Tus disparos no se detendrán en el fairway o en verde como lo harían normalmente, así que permite esa distancia adicional cuando te acerques.

Desafíos de Crosswind

Un viento cruzado de derecha a izquierda o de izquierda a derecha obliga a los golfistas a hacer ajustes también. Un enfoque es golpear la bola en la dirección en que sopla el viento y permitir que la fuerza empuje la bola hacia su objetivo. Por ejemplo, si sopla un fuerte viento en la calle de derecha a izquierda, golpearía la pelota hacia la derecha de donde espera que aterrice, confiando en las ráfagas para empujarla hacia la calle. Aquellos que confían en sus habilidades para golpear un empate o un desvanecimiento pueden golpear esos tiros que se curvarán en el viento. Un sorteo, por ejemplo, puede convertirse en un golpe directo cuando se juega con viento de derecha a izquierda.

Juega estratégicamente

Los fuertes vientos ponen a prueba tu mente y tu habilidad para tomar decisiones. Un par 3 puede convertirse en un par 4 desafiante cuando hay un viento de dos clubes en tu cara, mientras que un par 5 puede parecer un objetivo tentador para alcanzar el green en dos cuando el viento está en tu espalda. Tenga en cuenta las condiciones cuando planee cómo atacará un agujero. Por ejemplo, no todos los hoyos en un campo de golf te permiten sobrevivir manteniendo la pelota baja, por lo que jugar contra el viento requiere algunos ajustes si tienes que golpear una arboleda para alcanzar el green. Puede que tenga que forzar su tiro para dibujar o desvanecerse, o tratar de encontrar un camino diferente al hoyo.

Compartir:
Dejar Un Comentario