Cómo hacer más movimientos gimnásticos y ser más flexible

Cómo hacer más movimientos gimnásticos y ser más flexible

La gimnasia es una actividad física que requiere que los participantes canalicen agilidad, flexibilidad, equilibrio y resistencia mientras completan varios trucos en una estera de gimnasio, caballo con arcos, barra de equilibrio, bóveda y barras asimétricas. Si bien parece que los gimnastas nacieron con la capacidad innata de retorcer sus cuerpos en posiciones intrincadas y sorprender a la multitud con complicados trucos, tuvieron que dedicar mucho tiempo a perfeccionar sus habilidades atléticas. Con suficiente concentración y dedicación, también puedes hacer muchos movimientos gimnásticos y aumentar la flexibilidad.

Paso 1

Aprende los fundamentos básicos. El adulto medio sin experiencia probablemente no podrá realizar movimientos complejos de gimnasia, como volteos hacia atrás y volteos hacia adelante de inmediato. Por lo tanto, se recomienda que dedique una cantidad considerable de tiempo a trabajar en habilidades básicas, tales como headstands, backbends y cartwheels, que resultan ser los fundamentos de varios movimientos gimnásticos más avanzados. Al intentar los fundamentos por primera vez, es importante hacerlo en una estera de gimnasia para evitar lesiones. También se recomienda que busque un observador para ayudar a vigilar sus movimientos en caso de que necesite ayuda.

Paso 2

Hacer estiramientos Tener una amplia gama de movimientos musculares es esencial para ejecutar varios movimientos de gimnasia. El estiramiento alarga los tendones y las fibras musculares que facilitan ciertas actividades de acondicionamiento físico. Por lo tanto, se sugiere hacer estiramientos diarios para aumentar la cantidad de movimientos gimnásticos que puede hacer. Sin embargo, es importante rotar los estiramientos para evitar el esfuerzo de los músculos. Los estiramientos estáticos ejercen una tensión leve sobre los músculos al sostener un estiramiento específico, como mantener una división de 30 a 60 segundos. Los estiramientos dinámicos implican movimiento: empujar los músculos durante los estiramientos hasta el punto de tensión, repetidamente.

Antes de hacer estiramientos es importante calentar los músculos haciendo ejercicios aeróbicos ligeros, como saltos. Realizar estiramientos como los straddles ayudan a estirar los isquiotibiales y la parte inferior de la espalda, que son necesarios para los movimientos de la gimnasia, como las divisiones y los saltos frontales. Para sentarse a horcajadas, siéntese en el piso con las piernas rectas y extienda cada pierna directamente hacia su costado. Luego baje su cofre lo más cerca posible del suelo y manténgalo así durante 30 segundos. Debería sentir tensión en la parte inferior de la espalda y en la parte interna de los muslos.

Paso 3

Práctica. Combina los estiramientos y los fundamentos básicos para aumentar tu nivel de habilidad. La práctica continua de movimientos básicos puede prepararte mejor para construir un régimen de movimientos de gimnasia más avanzados. Desarrollar un horario establecido que dicte exactamente qué fundamentos y qué estiramientos para practicar puede ayudarlo a mantenerse enfocado y evitar que trabaje demasiado en su cuerpo. Debe entrenar de tres a cinco días a la semana durante al menos 30 minutos, asegurándose de alternar los entrenamientos para evitar lesiones.

Etapa 4

Hacer un salto mortal. Ahora que has practicado los fundamentos de la gimnasia y estirado tus músculos, puedes estar listo para aumentar la cantidad de movimientos que puedes hacer. Los saltos mortales son uno de los primeros movimientos que la gente aprende al hacer gimnasia. Estiran los músculos de tu espalda y ayudan a mejorar tu estabilidad. Para hacer un salto mortal, comience en una posición de sentadilla. Luego, coloque sus manos en el suelo, separadas al ancho de los hombros. Doble la cabeza hacia abajo, haciendo que su barbilla toque su cuello y continúe avanzando para que su cabeza toque el suelo. Impulse hacia delante usando el impulso con la espalda redondeada hasta que regrese a una posición hacia arriba. Los saltos mortales pueden practicarse varias veces durante diez minutos sin causar estrés excesivo en la espalda.

Paso 5

Hacer volteretas. Las ruedas de carro son un movimiento giratorio que implica estocadas y posiciones de manos. Ayudan a mejorar la alineación vertical, el equilibrio y la flexibilidad de los isquiotibiales. Comienza en una estocada con tu pie favorito al frente y las manos extendidas sobre tu cabeza. Luego transfiera su peso a la pata delantera inclinando en su dirección. Patea la pierna de atrás para impulsarte hacia los lados. Coloque sus manos en el suelo, una a la vez, a medida que sus pies suban sobre su cabeza en forma de "V" y luego bajen de uno en uno.

Compartir:
Dejar Un Comentario