Cómo ganar un partido de fútbol

Cómo ganar un partido de fútbol

El fútbol es un juego único. Tienes seres grandes y físicos corriendo en un campo de 120 yardas de largo y 53 yardas de ancho, pero los juegos se deciden por un pase de tres pulgadas fuera del alcance de un receptor o un liniero que mordió la nariz del balón en un intento de gol de campo y alteró su curso. Con tanto margen de error, ¿cómo puede uno tener éxito en el fútbol? A continuación hay tres pasos importantes para ganar cualquier juego de fútbol.

Práctica. Los buenos equipos de fútbol tienen éxito porque hacen todas las pequeñas cosas bien. Es en la práctica donde los buenos equipos trabajan en estas pequeñas cosas. La práctica es la única forma en que uno puede desarrollar una familiaridad práctica con la forma de ejecutar una nueva técnica de bloqueo o ver cuánto más explosivo puede cambiar su postura. La práctica es un momento para ejecutar simulacros y trabajar en jugadas para equiparlo mejor para el tiempo de juego. Esencialmente, da tiempo para que se resuelvan los problemas y para ver qué funciona y qué no.

Estudia a tu oponente y a tu propio equipo. ¿Tu próximo oponente tiene un receptor estrella? ¿Su defensa es susceptible de abandonar grandes jugadas de carrera? De ser así, ese conocimiento sería útil antes de la patada inicial. Con algún tipo de planificación previa al juego, puede averiguar cómo cerrar ese receptor o desarrollar un esquema de bloqueo efectivo para aumentar aún más los problemas de su oponente con la carrera. Puede trabajar en sus nuevas estrategias en la práctica (vea el paso 1). Pero también es importante saber dónde están tus propias debilidades. Por ejemplo, si su propio equipo tiene dificultades para cubrir despejes, tal vez sería una buena idea que su pateador trabaje para sacar el balón fuera de límites. O bien, si su liniero ofensivo izquierdo está lesionado y tiene movilidad limitada, tal vez sería útil respaldarlo con su defensa completa.

Tren. El fútbol es un juego de velocidad y fuerza. Mientras mejor sea la forma física que uno pueda obtener con el juego, mejor. Dado que el fútbol requiere correr mucho, sería útil tener una buena base cardiovascular. Es una naturaleza humana ser flojo cuando nos cansamos. En el fútbol, ​​esa pereza puede traducirse en un bloqueo perdido y una pérdida de yardas.

Compartir:
Dejar Un Comentario