Cómo curar los vasos sanguíneos debilitados

Cómo curar los vasos sanguíneos debilitados

Una de las causas más comunes de vasos sanguíneos debilitados es un estilo de vida poco saludable. Beber alcohol, fumar y tener un peso excesivo puede elevar los niveles de colesterol. Esto provoca que la placa (grasas) se acumule en las paredes de las arterias elásticas, debilitándolas y forzándolas a sobresalir. Si no se trata, los vasos sanguíneos debilitados pueden romperse y causar un aneurisma. Al seguir las pautas de salud, puede fortalecer de manera efectiva y segura sus vasos sanguíneos.

Coma una dieta baja en grasas, alta en fibra y baja en colesterol para reducir sus niveles de colesterol. Disminuir el colesterol puede ayudar a eliminar la acumulación de placa en las arterias. Los alimentos que pueden ayudar en la limpieza y el fortalecimiento de las arterias incluyen avena, manzanas, nueces y frijoles. Consuma de dos a tres porciones de este tipo de alimentos diariamente. Siempre lea las etiquetas de nutrición en los alimentos que compra.

Deje de fumar y manténgase alejado del humo de cigarrillo de segunda mano. La nicotina debilita las paredes de los vasos sanguíneos y aumenta el nivel de colesterol en el torrente sanguíneo.

Tome una cápsula de 500 mg de ajo todos los días. Cuando se usa todos los días, el ajo puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y fortalecer los vasos sanguíneos al tiempo que evita que la placa se acumule en las arterias. También puede agregar ajo a sus platos principales todos los días para un beneficio adicional.

Coma un tazón de avena todas las mañanas para ayudar a fortalecer sus vasos sanguíneos. La avena contiene una fibra soluble llamada beta glucano que actúa como pequeñas esponjas que absorben el colesterol malo y lo eliminan de su cuerpo. No agregue azúcar en su avena; en su lugar, agregue bayas, plátanos o pasas saludables para endulzarlo de forma natural.

Haga ejercicios regulares durante 30 minutos todos los días para ayudar a fortalecer sus vasos sanguíneos. Hacer suficiente ejercicio puede ayudar a disminuir el estrés, disminuir la presión arterial y eliminar el colesterol. Hacer ejercicio también puede aumentar la circulación sanguínea para evitar que la placa se acumule en las arterias.

Advertencias

Consulte a su médico antes de embarcarse en tratamientos para la enfermedad cardíaca.

Compartir:
Dejar Un Comentario