Cómo arreglar el dolor del nervio ciático

Cómo arreglar el dolor del nervio ciático

La ciática o dolor en el nervio ciático ocurre cuando el nervio ciático está pellizcado o irritado. Se caracteriza por un dolor agudo que recorre la parte posterior de la pierna, y algunas veces hormigueo o presión que se siente hasta los dedos de los pies. Esta condición puede ser causada por cuatro problemas principales, como una hernia discal; disco resbalado o roto; estenosis espinal, estrechamiento de un área de la columna vertebral; espondilolistesis, el hueso en la columna se desliza hacia delante; y el síndrome piriforme, que es cuando el músculo piriforme irrita el nervio ciático. Hay varias formas de tratamiento para ayudar a aliviar el dolor del nervio ciático y su médico puede ayudarlo a determinar el correcto para usted.

Aplique un paquete frío o caliente en el área afectada durante 20 minutos para ver si alivia el dolor.

Pruebe la terapia física o ejercicios. Una vez que mejora el dolor, un fisioterapeuta puede ayudarlo a diseñar un régimen de ejercicios que pueda ayudar a aliviar el dolor y reducir las ocurrencias futuras.

Alivie el dolor del nervio ciático con medicamentos de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofeno, para reducir la inflamación. Asegúrese de seguir las instrucciones sobre cómo tomar el medicamento. Consulte a su médico si estos medicamentos no son útiles y su médico puede recetar medicamentos recetados para aliviar el dolor.

Considere la posibilidad de una inyección epidural de esteroides si el dolor todavía es molesto. Su médico puede inyectar un medicamento con corticosteroides en el área afectada, lo que reducirá la inflamación alrededor del nervio doloroso.

Discuta las opciones quirúrgicas con su médico. Esto generalmente se reserva para casos extremos de debilidad muscular severa o incontinencia de vejiga. Este suele ser el último recurso si otros medios no funcionan, pero los resultados quirúrgicos suelen ser satisfactorios. Su médico puede ayudarlo a sopesar los beneficios y riesgos de la cirugía.

Compartir:
Dejar Un Comentario