Cómo apretar los tendones

Cómo apretar los tendones

Los tendones son tejidos fibrosos flexibles pero flexibles que conectan el músculo con el hueso. Los tendones pueden dañarse por infección, estrés o movimiento repetitivo. Después de recuperarse de una lesión, los tejidos se reemplazan con una materia celular más duradera, lo que hace que los tendones sean más fuertes, más ajustados y más capaces de soportar el estrés. Sin embargo, esto puede no suceder en todos los casos, especialmente si hay cicatrices por daño severo. Si sufrió daños en los tendones, es importante saber qué técnicas hay disponibles para mejorar la integridad del tendón, fortalecer el área y hacer que los tendones sean más duraderos.

Paso 1

Realiza ejercicios de estiramiento. Los ejercicios específicos se indican dependiendo del área objetivo. Esta técnica de preacondicionamiento ayuda a que los músculos y los tendones se ajusten antes de cualquier ejercicio extenuante, mientras se previenen las lesiones.

Paso 2

Comience una rutina de ejercicio regular. Al ser móviles la mayor parte del tiempo, los músculos, los tendones y los ligamentos se tonifican, lo que evita la atrofia.

Paso 3

Someterse a un procedimiento de proloterapia Este tratamiento ayuda en la proliferación celular, haciendo que los tendones sean más fuertes, más ajustados y más grandes. Su médico realiza este procedimiento inyectando dextrosa en su hueso. La dextrosa causa inflamación y el proceso de curación hace que los tejidos circundantes sean más fuertes.

Etapa 4

Come una dieta nutritiva Una dieta sana y equilibrada se refleja en su integridad anatómica. En los casos de lesiones, la dieta juega un papel vital en la aceleración del proceso de curación al hacer que las vitaminas y los minerales estén disponibles para la regeneración de los tejidos.

Compartir:
Dejar Un Comentario