Actividades terapéuticas rompehielos

Actividades terapéuticas rompehielos

En la terapia de grupo, existen técnicas específicas para permitir que el grupo se una, desarrolle un nivel de comodidad y explore los recursos del grupo. Las actividades de rompehielos son especialmente importantes al comienzo de la terapia grupal. Las actividades terapéuticas de rompehielos permiten que los miembros del grupo se conozcan entre sí y exploren sus sentimientos de una manera no amenazante.

El juego de nombres

Actividades para romper el hielo que permiten que el grupo se conozca son importantes al comenzar la terapia. Para grupos nuevos, conocer los nombres y los intereses de los dem√°s a trav√©s del Juego de nombres los ayuda a conocerse y romper barreras. Para jugar, la primera persona dice su nombre y un adjetivo para describirse a s√≠ mismo que comienza con la misma letra que su nombre, como "Andy aventurero". La segunda persona repite el nombre de la primera persona y agrega su propio nombre. Contin√ļe alrededor del c√≠rculo hasta que la √ļltima persona repita los nombres y adjetivos de todos. Los adjetivos elegidos ayudan a aligerar el estado de √°nimo, y la repetici√≥n alienta a los participantes a mirar y recordarse mutuamente.

Tejer una web

Para tejer una red, comience con una bola de hilo. Haga rodar el hilo de persona a persona, con cada persona sujetando el hilo antes de enrollarlo y gritando el nombre de la siguiente persona. Esto no solo hace que la gente se mueva, sino que hace hincapié en el trabajo en equipo: el hilo forma una red que el grupo debe desenredar. Las actividades rompehielos que hacen que el grupo se mueva y se active tienen un doble propósito. No solo ayudan al grupo a conocerse entre sí, sino que también hacen que la mente y el cuerpo funcionen mientras atraen a los participantes a la sesión.

Recolección de animales

Comience con los ojos vendados a cada participante. Elige cuatro o m√°s animales (dependiendo del tama√Īo del grupo) y susurra el nombre de un animal en el o√≠do de cada persona. No pueden hablar pero cada uno debe hacer el sonido de su animal asignado. Luego se mueven por la habitaci√≥n, tratando de encontrar a los otros animales haciendo el mismo sonido hasta que todos est√©n reunidos con su grupo de animales. Las actividades de rompehielos que llaman al grupo a ser tonto pueden ayudarlos a relajarse antes de dedicarse al trabajo de la terapia.

Círculos de tambor

Un c√≠rculo de tambores o un paso de sacudida de huevo puede hacer que las personas entren en contacto con el grupo de una nueva manera, ya que crean m√ļsica en conjunto. Para comenzar un c√≠rculo de bater√≠a b√°sico, pase tambores u otros instrumentos de percusi√≥n. El l√≠der puede elegir un ritmo para que lo siga el grupo, o puede permitir que el grupo encuentre su propio ritmo. Un pase de sacudida de huevo es m√°s complicado. Cada persona tiene una peque√Īa coctelera para sacudir antes de pasar a otra persona. El ritmo aumenta hasta que la gente deja caer agitadores o todos terminan con una persona, lo que hace que el grupo se r√≠a y est√© listo para probar algo nuevo. La m√ļsica es una poderosa herramienta de curaci√≥n, y usarla como un rompehielos marca la pauta.

Compartir:
Dejar Un Comentario